Frecuencia-de-Pedaleo

Cadencia o frecuencia del pedaleo0

Definamos primero el concepto: “La llamada cadencia del pedaleo, son la vueltas que da la biela por unidad de tiempo, midiendo desde un punto a la vuelta al mismo punto de la biela de una sola pierna”. Normalmente se mide en vueltas por minuto. Lo que ciclos por minuto nos da siempre de resultado la frecuencia.”.

Nociones básicas sobre la cadencia ideal y su relación con el triatlón:
A diferencia del ciclismo, en el que el deportista termina su prueba y descansa hasta la siguiente sesión o hasta la próxima competencia. Un triatleta cuando se baja de la bicicleta tiene que ponerse a correr. Esta diferenciación es muy importante a la hora de tener en cuenta los escritos sobre cadencia y desarrollo del ciclista.

Para esto tenemos que conocer un poco el efecto del “acido láctico” que podamos acumular en la prueba de bici y que pagaremos duramente en la carrera.

Un triatleta no puede permitirse el lujo de acumular demasiado acido láctico durante la fase/segmento de la bicicleta. La mejor manera de no acumular acido láctico es con una frecuencia alta, que use el sistema aeróbico y consuma el glucógeno muscular por la via aeróbica y no por la vía anaeróbica. El acido láctico una vez que su acumulación llega a un punto ya no te puedes liberar de él en toda la prueba. Y si tienes que hacer diez kilómetros o mas corriendo con una buena acumulación láctica en tus piernas, la fase de carrera será una tortura.
Todo ciclista profesional te dirá que una frecuencia alta de pedaleo entre 80 y 100 por minuto es ideal, aunque a la hora de la verdad esta frecuencia suele ser más baja. Pero en el triatlón no puedes permitir usar más la fuerza que la resistencia, tienes que entrenar para llevar siempre una frecuencia alta. Muchos triatletas andan en esos márgenes entre 70 y 90 o entre 80 y 100 en función de su morfología.

Si en tu competición tienes alguna cuesta o pequeño puerto, entonces es cuando tienes que trabajar la frecuencia alta y no la fuerza. Si subes un repecho con una cadencia baja (desarrollo largo) estas usando la fuerza y esto produce más acido láctico y más rápido que si usas el sistema aeróbico con un desarrollo adecuado y manteniendo la frecuencia alta. Aunque en un momento dado puedas subir más rápido y ganar algunos puestos, esta acumulación la pagaras tanto en el resto de la carrera en la bicicleta como luego en el segmento de carrera a pie o pedestre.
En tus entrenamientos practica mucho las altas frecuencias de pedaleo, cambia los desarrollos e intenta mantenerte por encima de las 90 durante mucho tiempo.
Las frecuencias altas tienen también una peculiaridad muy importante y es que reducen las lesiones de las rodillas, tan frecuente en el ciclismo y más en particular en el triatlón.

Jon

Leave a Comment